Diario de a bordo

07/08/2017
Historia de la mujer en la aviación española: 2. La mujer piloto de aeroplano y las primeras españolas
Las mujeres no fueron ajenas al nacimiento de la aviación. Esta segunda entrega repasa las aviadoras más destacadas durante los primeros años, de 1910 a 1936

Cecilio Yusta Viñas
Piloto de Transportes de Iberia (jubilado)
Miembro de número del Instituto de Historia y Cultura Aeronáuticas (EA)

Producidos los exitosos vuelos de exhibición del aeroplano Wright en Le Mans (Francia) el verano del año 1908, la aviación y el pilotaje se convirtieron en una especie de deporte de moda en todo el mundo, movimiento del que no podían quedar al margen las mujeres. La primera mujer que voló en un más pesado que el aire, concretamente en aeroplano Voisin, fue la francesa Raymonde de Laroche a la que correspondió el título de piloto de aeroplano nº 36 emitido por el Aeroclub de Francia con fecha 8 de marzo de 1910.

 

La baronesa Raymonde de Laroche

 

Otras pioneras del año 1910 fueron Hélène Dutrieu y la francesa Marie Marvingt, pero el gran boom de las mujeres piloto se produjo al año siguiente. Efectivamente en el año 1911 las mujeres del resto de los países entraron en el mundo del vuelo con motor, siendo las primeras Melli Beese en Alemania, Hilda Hewlet en Gran Bretaña y Harriet Quimby en los EE.UU. 

Los primeros vuelos en aeroplano realizados en España por una mujer piloto corrieron a cargo de Hélène Dutrieu. De origen belga y habiendo realizado el curso de piloto en Francia era, en expresión muy de la época, una mujer de mundo que había volado participando en exhibiciones y competiciones en distintas ciudades europeas y norteamericanas. En el año 1911 visitó España, realizando varios vuelos en el hipódromo de Casa Antúnez en Barcelona y, en su último vuelo en Madrid, el día 15 de mayo en el campo de la Ciudad Lineal, sufrió un aparatoso accidente que dejó al avión reducido a un montón de astillas. La Dutrieu era una mujer atractiva que había destacado en el deporte de la bicicleta con el enorme interés añadido, como describió un periódico local, de volar sin corsé. 

 

Hélène Dutrieu

 


Hubo que esperar varios años para ver volar a una mujer española. Mientras tanto en noviembre del año 1927 se produjo la visita de la norteamericana Ruth Elder, una mujer que todavía no tenía gran experiencia como piloto cuando, el 11 de octubre de 1927, se dispuso cruzar el Atlántico acompañada del piloto George H. Haldeman en un avión Stinson Detroiter bautizado American Girl, pero no lo lograron debido al fallo de motor que les obligó a amarar al noreste de las Azores, cerca de un petrolero que los rescató. Pocos días después, su visita a Getafe (Madrid) fue todo un acontecimiento muy difundido por la prensa española.

¡Por fin una española! María Bernaldo de Quirós y Bustillo, madrileña e hija del Marqués de Altares, en el año 1928 se hizo piloto con material Avro 616 Avian en la escuela del RACE del aeródromo de Getafe, siendo su profesor el entonces comandante Lecea . Obtenido el título de piloto, adquirió una DH-60 Moth con la que realizó vuelos, exhibiendo su aeroplano y participando en algunos festivales. Muy meritorio todo, pero no se libró del machismo rampante y la desconfianza de la época viéndose obligada a soportar que incluso mujeres se negaran a volar con ella por el mero hecho de no ser hombre. Sabemos, por César O’Donnell Torroba , que estuvo casada dos veces y que al inicio de la Guerra Civil realizó algunos servicios “de enlace y reconocimiento” con avionetas. Aunque es evidente que María Bernaldo de Quirós no hizo carrera en la aviación, le corresponde el honor de ser la primera mujer piloto española.

 

 

María Bernaldo de Quirós

 

 

Otra pionera española piloto (la segunda) de aquella época fue Margot Soriano Sánchez, hija del general de Ingenieros que fuera Director de la Aeronáutica Militar (1924-1926). Margot Soriano era una bella mujer educada en Francia que mantenía relaciones con José Mª Ansaldo y que, en octubre de 1928, decidió hacerse piloto en la Escuela Estremera en Cuatro Vientos (Madrid). Recibió instrucción de vuelo de su prometido y obtuvo el título a finales de enero de 1929, pero la gran noticia sobre esta pareja es que el día 16 de febrero de aquel mismo año contrajeron matrimonio en un hangar en Cuatro Vientos desde donde, recién casados, iniciaron su viaje de novios en avioneta.

 

Margot Soriano Sánchez

 

 

La tercera española piloto fue Pilar San Miguel y Martínez-Campos, nieta del general Martínez Campos. Estaba casada con el laureado piloto militar Juan Antonio Ansaldo y tenían muy reciente el ejemplo de su cuñada Margot Soriano. Realizó el curso en la Escuela Estremera, siendo su marido el instructor que le dio el doble mando, obteniendo su título de piloto nº 37 en septiembre de 1930. Voló poco, exclusivamente en una avioneta que había adquirido su esposo, la misma con la que tuvo el grave accidente que le costó la vida al general Sanjurjo en el mes de julio de 1936.

 

Pilar San Miguel

Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

HEMEROTECA

Accede a nuestra última revista

 
PREGUNTAS FRECUENTES
 
ACTIVIDADES

recibe nuestra NEWSLETTER

Aviadoras